SECJA

SECJA
Mi club de toda la vida

SECJA en la red de redes

Blog SECJA ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo Facebook SECJA
Este blog esta dedicado a esos exploradores incansables que hacen de su deporte preferido una religión.

En su mayoría son escritos en primera persona contando su experiencia y sensaciones en la exploración de esta torca y principalmente las cavidades relacionadas con el Sistema Alto del Tejuelo.

Espero que disfrutéis de estas lecturas.

martes, 9 de octubre de 2018

Sumidero de los Sacrificados

Aprovechando este septiembre tan seco hemos decidido darle una vuelta de tuerca a la exploración en este tan “sacrificado sumidero”.
En la incursión del 22 de septiembre, el objetivo principal era la realización de un pasamanos en la cabecera del P 20.

22-09-2018 

Sin madrugar excesivamente, Antonio, Jordi C. y el que escribe nos dirigimos al sumidero. El tiempo…, muy bueno como casi todo septiembre. 

La entrada, llena de vegetación como corresponde a esta época del año. Antonio y Jordi se abren paso hasta llegar a la cabecera del primer pozo y para adentro. 

P 12 sin contratiempos. En el P 4 la cabecera parece más limpia de piedras que de costumbre; estrecho pero sin problemas. P8, acceso complicado. Con la ayuda de los compañeros que prenden la saca se facilita la bajada. En el acceso a la sala donde comienza el P 42 la fisonomía de la cueva parecía haber cambiado y es que donde antes era más complicado desenvolverse por la cantidad de material acumulado, ahora era mucho más sencillo. Donde se podía apreciar mejor lo acontecido era en el lugar donde habíamos realizado anteriormente la desobstrucción de acceso al P 42. Ver foto. 
 

Parece que el agua había trabajado concienzudamente en el terreno para facilitarnos nuestra progresión. Antonio y Jordi limpian de material los tablones para quitar peso. Mientras, el menda se dedica a documentar el momento. 

Continuamos con el descenso del pozo. A pesar de todo lo que había caído por él, la cuerda no había sufrido daños. 

Ya en la cabecera del P 20, Antonio, cómo no, inicia el pasamanos que para algunos resultaría un poco aéreo, ¡malditos canijos!. 
 



En el otro extremo la progresión se realizaba por la base de un pequeño meandro con un hilo de agua que seguramente en épocas de lluvia nos pondría en remojo, pues en algunos pasos tuvimos que reptar. Tras avanzar unos metros dejamos una incógnita a la izquierda, más adelante un pequeño destrepe con pequeñas marmitas en el fondo. A la derecha vimos un pequeño afluente. Antonio nos esperaba, con una sonrisa picará en su rostro, ¡Esto continúa!. Llegamos a una sala con una gran acumulación de pequeñas piedras. Trepé por ellas hasta el techo y topé con un hilo de telaraña y algún mosquito. Esto posiblemente tenía que estar muy cerca del exterior. Pero por más que buscamos no encontramos la continuación. El agua se ocultaba entre las piedras. Más adelante un caos de bloque, nos impedía continuar. Los tres nos desperdigamos para ver por dónde nos llevaba la corriente de aire pero se esfumaba entre la vorágine rocosa haciendo inviable la continuación. Desilusionados iniciamos el regreso topografiando y revisando las dos incógnitas que nos quedaban. 
 


En la del afluente; tras progresar unos pocos metros una laja desprendida de sus paredes impedia el paso. La continuación parecía ser un poco más amplia pero al advertir el tiempo tranascurrido, lo dejamos para la próxima. 
 



La otra nos obligo a deslizarnos a través de una fisura localizada en el suelo. Al otro lado, un pozo de 20 m, y hacia arriba, trepando por la pared, accedimos a la base de otro pozo por donde se precipitaba el agua muy próximo en planta a un aporte que habíamos visto en las galerías inferiores. 

Regresamos realizando algunas fotos y contentos por haber disfrutado de la exploración de nuevos pasajes en ésta tan “sacrificada” empresa. 
 


28-09-2018 

Antonio y Carlingis realizan una entrada rápida para despejar incógnitas encontrando lo que el mismo nos revela:

Antonio. 
 

Nuevamente nos dirigimos el viernes 28 a sacrificados, esta vez para rematar incógnitas pendientes en la parte superior de la sima ya que faltó cuerda la última vez, ya que la topo nos dice que el pozo pendiente conectará con otra parte conocida y las otras incógnitas no tienen mucha pinta decidimos entrar el mismo viernes para aprovechar de otra manera el fin de semana. Sobre las 23:15h entramos y en una hora estamos buscando como instalar el pozo de modo seguro ya que en el inicio no hay roca buena, solucionado bajamos hasta la cabecera de un P 16 precioso que acaba como esperábamos en zona conocida. Salimos topografiando y mirando varias incógnitas que se quedan en nada. Desinstalamos ese ramal y salimos satisfechos por el trabajo hecho sobre las 4 de la mañana, curiosamente sin sueño. 
 





Y esto es todo, la siguiente… a por las incógnitas del Pozo Garbancito.

2 comentarios:

  1. !!!!!!!! LA VERDAD ES QUE SEGUIS TENIENDO UN MONTÓN DE INCOGNITAS ¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uffff, no creas, son poco atractivas pero en esta cavidad nunca se sabe :)

      Eliminar