SECJA

SECJA
Mi club de toda la vida

SECJA en la red de redes

Blog SECJA ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo Facebook SECJA
Este blog esta dedicado a esos exploradores incansables que hacen de su deporte preferido una religión.

En su mayoría son escritos en primera persona contando su experiencia y sensaciones en la exploración de esta torca y principalmente las cavidades relacionadas con el Sistema Alto del Tejuelo.

Espero que disfrutéis de estas lecturas.

lunes, 25 de abril de 2016

Semana Santa 3 de 3

Dirk nos cuenta lo acontecido en un lugar de Cantabria de cuyo nombre no quiero acordarme.


Eran poco más de las ocho cuando comenzamos la subida en dirección al Alto de Bustablado. En la entrada de la cavidad nos pusimos nuestros aparejos y rápidamente descendimos los pozos.

 
El progreso en el interior, algo incómodo. No obstante, a pesar de ello, a las once nos situábamos al final de "Las Hijas del Pez". Comenzamos las labores de desobstrucción en un punto ya visualizado en las incursiones anteriores: Se trataba de un estrecho pasaje de roca de unos dos metros que parecía ensancharse en su parte final.


En esta ocasión Eolo debía estar dormido. Su respiración leve y pusilánime nos dejó en poco tiempo como "Gorilas en la niebla": El humo entraba en la gatera y salía a los cinco minutos impidiéndonos los trabajos. Sin embargo sabíamos que no podíamos desistir; nuestra persistencia dio sus frutos y a las tres de la tarde nos situábamos en el primer objetivo: el famoso ensanche que resultó ser un desfonde del suelo.



Al otro lado, tras otro estrecho pasaje, llegamos a un meandro perpendicular al tubo que requirió también de varios rompepiedras.
Piet y yo conseguimos meternos pero desistimos en el último obstáculo. Es posible que físicamente se lograse pero la cabeza nos hizo meditar más la situación: Si por algún motivo no se pudiera seguir progresando por toda la gatera teniamos serias dudas que pudiese efectuarse el retroceso en sentido contrario. Eran necesarios un "Walter", un "Alboroto" o un "Miguel" como herramientas de un equipo para casos como el que nos estábamos enfrentando.
El día, merecido, acabó en una gran cena en la cabaña de Antonio, todo ello impregnado con algunas botellas de vino...

Exploradores: Piet, Luc y Dirk.
Horas empleadas: 12

Seguro que volveremos.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario