SECJA

SECJA
Mi club de toda la vida

SECJA en la red de redes

Blog SECJA ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo Facebook SECJA
Este blog esta dedicado a esos exploradores incansables que hacen de su deporte preferido una religión.

En su mayoría son escritos en primera persona contando su experiencia y sensaciones en la exploración de esta torca y principalmente las cavidades relacionadas con el Sistema Alto del Tejuelo.

Espero que disfrutéis de estas lecturas.

martes, 9 de junio de 2015

LAS PASADAS, ¡QUÉ PASADA!

Uno de los objetivos de estos años es la realización de un nuevo levantamiento topográfico y la exploración de la Torca de las Pasadas. Esta se encuentra entre dos cavidades pertenecientes al Sistema Alto del Tejuelo, Torca de Bernallán y Torca de la Canal. Es evidente su relación con ambas pero hasta la fecha no ha sido posible su conexión.

La exploración actual esta siendo llevada a cabo, principalmente, por el grupo de espeleología Espeleonémesis. Dando como resultado la exploración de nuevos pozos con muy buenas perspectivas.

Mientras tanto parte de los grupos involucrados en la exploración de esta zona estan tomando nuevos datos topográficos de la cavidad.

Alvaro nos cuenta una de las últimas actividades relacionadas con esta torca.

El viernes 22 de mayo de 2015, por la noche, nos juntamos en el albergue de Jordi, como de costumbre.

Bajamos 4: Gabri, Tello, Manu, y yo (Alboroto) y, tras preparativos varios y algo de cena, nos fuimos a la cama.




El sábado madrugamos, desayunamos y nos pusimos en marcha hacia el collado de la espina. El tiempo estaba rarillo pero la temperatura era perfecta; llegamos a la boca sin ningún problema con el track de Miguel, nos preparamos entre coñas y fotos y, entretanto, dió tiempo a que el día prometiera algo más. De por sí la actividad tenía buena pinta pero el equipo que formábamos lo merecía todo: estaba seguro de que saldría con agujetas de reirme tanto. 




Comenzamos a bajar y las sensaciones no podían ser mejores: la instalación perfecta y los pozos, como su propio nombre indica, ¡una pasada!. Fuimos viendo los puntos de topo que marcó el anterior equipo y localizamos el último de ellos sin problema. 




Cuando llegamos al pozo de 124 m se empezó a oir: PAJOTEEEE!!! Y la verdad es que era, pues eso, ¡una pasada de pozo!. En su base paramos a comer algo; habíamos tardado 1h en bajar a -378 m así que, la parada estaba ganada. Después de comer entramos en el meandro por el que continuaban los pozos y, a pesar de que nos habían comentado que la instalación era mas “simple”, realmente no hubo problemas. La cueva cambiaba un poco pero seguía siendo “una pasada”: amplios pozos lavados que no nos mojaban y el último,…,¡buff! ¡qué pasote!, ¡qué pajote!. A continuación llegamos a una galería en la que por un lado caía el río y, por el otro se accedía hacia otra galería de 3 m de anchura. Eran unos momentos indescriptibles, de esos en los que la chispa de la exploración te eleva a niveles estratosféricos, y lo cierto es que nos iba a hacer falta. 



Hicimos otra parada ya que íbamos a entrar a un meandro más estrecho y había que aligerar. También dejamos los aparatos porque la galería en la que nos íbamos a meter hacía sospechar una pringada de las buenas, a juzgar por su nombre, “in su tinta”. La cosa no empezó mal del todo pero, ¡jodo!, con el barro también se pasa “tres pueblos” la cueva; ¡vamos, que un poco menos tampoco habría pasao ná! y además, con algún paso algo más sencillo, mejor que mejor, pues con el pringue que llevábamos que actuaba de lubricante…, no quiero decir ná, ¡a tope!, pero bueno, todavía hicimos buenas risas. Llegamos al supuesto sifón (Tello no te me enfades jeje), o lo que en la topo dice sifón, (según Tello una mierda o charco o sifón impenetrable) y llegó el más difícil todavía: sacarla sin pringarla. ¡Ehhhh, pero qué mentes más calenturientas!, ¡me refiero a la libreta de topo! Y lo que era peor, tratar de entender mínimamente algo de ella. Los maños entretanto iban delante mirando cosillas en altura y los burgaleses por detrás con la poligonal. De regreso, cuando llegamos a la base de los pozos, a la salida de la galería “in su tinta”, no nos distinguíamos unos de otros, ¡qué pasada de pringada! 



En la subida, el disto nos dio pequeños tiempos muertos porque estaba como la libreta, “in su tinta” asi pues, subimos tranquilamente hasta la base del pozo grande, donde paramos un ratito a beber y comer algo. En esos momentos el disto dijo que “tu tía” y que si queríamos más horas de curro que antes tenía que ducharse y, como en esos momentos no disponíamos de una habitación de un hotel con yacuzzi, no nos dejó continuar con la poligonal, asi que, hilamos para la calle directos. Al principio se nos comió la lengua el pozo pues con la pifia del disto nos quedamos un poco desilusionados. Los maños, que allá donde los véis son unos tíos cachas, salieron esperándonos a Manu y a mí, que tuvimos que parar casi en la calle a beber agua porque, ¡vaya chaqueta! 


En el exterior la noche era más que agradable así pues, volvimos tranquilamente a los cohes después de realizar las llamadas pertinentes y de quitarnos esa cosa parecida a un buzo. 

Fue una salida de las de recordar, de las que te recargan las pilas a tope. La cueva, ¡una pasada!, los apoyos, ¡una pasada!, y el equipo pues… “Submachinegun”, ¡un equipazo!

Más información en:

8 comentarios:

  1. Me alegro,la cueva promete mucho, y el relato, una "pasada" !!!je je

    ResponderEliminar
  2. Os deseo toda la suerte del mundo. Creo que no se habían realizado nuevos descubirimientos en esta torca prácticamente desde la primera exploración.
    Yo participé en la topografia realizada por el Espeleo Club de Gràcia, allà por el allà por el lejano añó de 1980 i tengo buenos recuerdos de la cavidad.

    Suerte!

    Jordi de Valles

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestros comentarios :-)
    Jordi de Valles un placer conocer a uno de los primeros exploradores de las Pasadas :-)

    ResponderEliminar
  4. En relidad los primeros exploradores fueron los franceses.

    La que si fué primera exploración nuestra és la torca de Bernallán, peró no supimos ver el paso Cañibaño, una lástima.

    Estuvimos años sobre más de 100 km de galerías y no conseguimos verlas!!

    Jordi de Valles

    ResponderEliminar
  5. Jordi, yo lo vería desde otro punto de vista. Fuisteis los precursores del descubrimiento de algunas entradas al sistema y por ello me sentiría orgulloso :-)

    ResponderEliminar
  6. Buenos días a todos
    La torca de las Pasadas resiste, sin embargo fue una de las primeras torcas descubiertas sobre el sector del alto de Tejuelo, hace más de 40 años. Esto no nos rejuvenece... Ahora seria bien de encontrar la vía real que irá a la Canal o Bernallan.
    Poca historia a esta dirección : http://karstexplo.fr/CuevasAson/CavSecteur2/LasPasadas.htm
    Buenas exploraciones
    Patrick Degouve

    ResponderEliminar
  7. 1976 : ça fera 39 ans en août. Patrick nous vieillit encore davantage, c'est déjà assez dur comme çà !
    Bonnes explorations et félicitations à Miguel pour la tenue de son blog et les nombreuses informations qu'il fait circuler.
    Guy Simonnot

    ResponderEliminar