SECJA

SECJA
Mi club de toda la vida

SECJA en la red de redes

Blog SECJA ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo Facebook SECJA
Este blog esta dedicado a esos exploradores incansables que hacen de su deporte preferido una religión.

En su mayoría son escritos en primera persona contando su experiencia y sensaciones en la exploración de esta torca y principalmente las cavidades relacionadas con el Sistema Alto del Tejuelo.

Espero que disfrutéis de estas lecturas.

martes, 21 de abril de 2015

Campaña de Semana Santa 2 de 7

 
CONSTRUCCIONES DE CUEVAS CALSECA, S.A.



Jueves 2 de abril

Para calentar motores nos dirigimos a la zona común de Bustablado con un propósito ya definido: la desobstrucción de algunas entradas descubiertas en el anterior pateo. Como cabía esperar, no faltaron participantes en el evento que fueron progresivamente incorporándose a lo largo de toda la jornada. Para comenzar Jordi Carretero y Fernando, los principales accionistas de la empresa, Sara y Dani, los nuevos entusiastas exploradores que se enfrentaron a sus primeras desobstrucciones, Lagar y Judith, los experimentados exploradores que se incorporaron al final del día para dar un empujón a una de las cavidades pendientes y, cómo no, Mercedes y yo, Miguel Ángel, de quienes no tengo mucho que decir, pues ya lo conocéis todo ;-)
 


La C 901 nos dejó más perplejos que resueltos. Es la típica cavidad cuya corriente de aire no mantenía una dirección fija: a veces soplaba, a veces aspiraba…No podríamos asegurar, a ciencia cierta, el por qué de este acontecimiento. Lo cierto es que Jordi se fue abriendo camino con gran maestría sacando piedras y más piedras hasta escuchar la caída de algunas de ellas en la lejanía. Evidentemente parecía que se trataba de un pozo. En ese momento, Fernando, su socio, hizo acto de presencia y se puso manos a la obra quitando de allí y poniendo del otro lado. El caso es que apareció el esperado agujero como por arte de magia, con su aire de salida y un rayo de sol Oh, Oh, Oh,  que entraba por la boca y llegaba hasta su base, ¿se podía pedir más? Pues sí, que continuara. 


 

En pocos minutos Dani recibió un curso teórico-práctico sobre colocación de Multimontis y, seguidamente, comenzó primer descenso exploratorio. No obstante, tras colocar un nuevo fraccionamiento, a los pocos metros llegó al fondo y, nada de nada. Mira concienzudamente todas las posibles ventanas mientras asciende pero el aire parecía que se lo había tragado la tierra…Nos sugirió que bajásemos por eso de la experiencia, para asegurarse de que no se le había pasado nada. Desde luego confiábamos plenamente en él pero yo no me resignaba a aquel fin así pues, me vestí de romano y bajé. Miramos, excavamos y lloramos nuestra frustración. Sólo había aire en la cabecera del pozo posiblemente creada por la forma acampanada del mismo y la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior. 
 




Desesperados decidimos abordar una nueva cavidad, la C 900. Fernando y Jordi se marcharon. El resto comenzamos la desobstrucción mientras esperábamos la llegada de Lagar y Judíth.

En un principio no era más grande que una conejera y, al igual que en el anterior, se apreciaba una pequeña corriente de aire. Después de que Dani propinase varias patadas a los bloques de piedra existentes para que cayesen a un pozo de unos 5 m, seguidamente Lagar, cuyo nombre aún no sé con qué guarda relación pero casi puedo imaginármelo, en un abrir y cerrar de ojos, cuando menos cuenta quisimos darnos, se metió en el agujero y, tras una pequeña ayuda y un ligero corte en la mano, llegó al fondo, pero una vez más, “na de na”
 


Frustrados dimos una vuelta por los alrededores localizando otro agujero soplador que quedó pendiente para otra ocasión. Decidimos dar por finalizada la jornada pero el destino cambió de nuevo nuestras expectativas: un nuevo agujero negro nos atrajo hacía sí, obligándonos a contratar nuevamente a “Construcciones de cuevas Calseca, S.A.”


Viernes 3 de abril 


Este día se hicieron dos grupos: uno de ellos, cuya historia se reflejará próximamente en este blog, se dirigió a La Canal. El otro formado por Jordi C. Jordi P.,  Asumpta, Víctor, Patchu, Mercedes y yo, decidimos inspeccionar la parte noroeste de la zona común, caracterizada, como puede apreciarse en la foto aérea, por sus dolinas que salpican implacablemente el paisaje.


 
Se localizaron algunas torcas en principio sin demasiado interés en las que Patchu se desfogó tras un tiempo de inactividad. Lo mejor, como siempre, sucedió al final del día cuando uno de los paisanos nos indicó la existencia de un pozo de unos 50 m en su finca, hablándonos incluso de la presencia de otros también relativamente cercanos.

1 comentario: