SECJA

SECJA
Mi club de toda la vida

SECJA en la red de redes

Blog SECJA ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo Facebook SECJA
Este blog esta dedicado a esos exploradores incansables que hacen de su deporte preferido una religión.

En su mayoría son escritos en primera persona contando su experiencia y sensaciones en la exploración de esta torca y principalmente las cavidades relacionadas con el Sistema Alto del Tejuelo.

Espero que disfrutéis de estas lecturas.

jueves, 6 de marzo de 2014

Sima de las Pasadas 15-02-2014


Hola, soy Mercedes. Esta vez me ha pedido Miguel que sea yo la que cuente el descenso a Las Pasadas, hasta -124 m, y exprese mis impresiones. No me apetecía demasiado pues ya me conocéis, prefiero mantenerme en el anonimato, pero con Miguel Ángel no hay manera.


Qué os voy a contar si la mayor parte de vosotros/as sois verdaderos “soldados de a pié” …

Al principio tuve ciertas reticencias pues llevaba varios días con problemas de salud pero el sábado, precisamente, me levanté más o menos bien así que , no tenía excusa ¿Por qué no descender una sima nueva y, por supuesto, topografiarla? Una sima próxima a mi querida Bernallán. Estoy segura que conecta, me dije.






Evidentemente no iba a bajar hasta el fondo; nuestros compañeros del grupo de espeleología Kami están efectuando esta labor y yo tampoco estoy para muchos trotes.

Iba a estar de nuevo codo con codo con más personas: Jordi que aunque ya le conocía no había tenido el placer de explorar con él y digo el placer con todas las letras porque es increíble. Realmente es la alegría personificada: oír a una persona cantar prácticamente a lo largo de toda la jornada te da un subidón alucinante.


Y qué decir de Fernando. Le conocí ese mismo día y tal como se expresaba me recordó a mí misma en las primeras exploraciones en Cantabria.


En realidad, yo no pretendía retrasar al grupo y, por supuesto, que se hiciese menos por mí. Sin embargo, Fernando me trasmitió calma: no le importaba hacer lo que fuese con tal de pasar un buen día haciendo espéleo. Él iba con todos nosotros y eso era lo importante …
Por cierto, se me olvidaba es un fotógrafo donde los haya. Podréis admirar algunas fotos que hizo y, a pesar de mi indumentaria de camuflaje, insisto, para que no se me vea demasiado, logró sacarme decentemente.





Y mi querido Miguel, mi eterno y fiel compañero de fatigas. El que me soporta, me aguanta y sufre mis torpezas. Allí va al lado mío compinchado con el resto para no bajar más de 100 m. y no saliese de la sima demasiado agotada… ¡Qué picarones!; pero os aseguro que no me engañaron.




La verdad es que no tengo mucho más que decir. Sé que me he extendido demasiado. Sólo espero no haberos aburrido demasiado con este relato cursi y sentimentalista pero al mismo tiempo tan real que no me ha quedado más opción que expresarme.
En las fotos que se muestran en esta entrada podréis ver la cara de satisfacción que tenemos todos.


Desde aquí, sólo deciros, que cada vez que comparto con vosotros una actividad, sea quien sea el equipo o compañero, realmente comparto algo más que unas pocas horas de ocio.


Mi más sincera gratitud por vuestro apoyo y comprensión.

2 comentarios:

  1. ¡Qué bueno, Mercedes!...Bonito y Emotivo Relato!!!

    ResponderEliminar