SECJA

SECJA
Mi club de toda la vida

SECJA en la red de redes

Blog SECJA ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo Facebook SECJA
Este blog esta dedicado a esos exploradores incansables que hacen de su deporte preferido una religión.

En su mayoría son escritos en primera persona contando su experiencia y sensaciones en la exploración de esta torca y principalmente las cavidades relacionadas con el Sistema Alto del Tejuelo.

Espero que disfrutéis de estas lecturas.

jueves, 3 de marzo de 2011

Recuerdos, extrañas sensaciones, el humo del cigarro.

Entran en acción dos veteranos exploradores de la Torca, Antonio y Alfredo, y dos nuevos, Carlingis y Laura.




Una vez mas Alfredo nos deleita con su prosa.



Abril 2010

Este sábado he estado en la CA-32 con Antonio, Laura y Carlinguis.




Desde luego, la actividad ha dado de sí, como para llenaros dos o tres pantallas del foro, por los achaques físicos de los expedicionarios, por las distintas varas de medir que utilizan Carlinguis y Antonio, por las mejoras que hemos hecho en la instalación, poniendo desviadores, tirando piedras y quitando roces, por el pozo ascendente que hemos encontrado cerca de TEC, etc.

El caso es que como a mi me gusta leer el diario de exploración de Antonio, voy a dejar para él que os cuente las cosas técnicas y así le doy pie para que inicie una investigación exhaustiva de quién, como, cuando y dónde le birla las brocas de un palmo.

Además, como no ha venido el Josechu, no tengo a nadie a quién echar la culpa de todo lo que nos ha pasado.

Ahora solo quiero dejar constancia aquí de dos cosas:

Llevaba tiempo Antonio tentándome para bajar a la CA-32; que vale la pena bajar solo por ver las salas grandes…; que ya verás como puedes aunque estés desentrenado…; Que yo te cuido…

Total: Que como yo había penado mucho en ese agujero, me convenció.

Creo que me he convertido en el decano de los exploradores en la CA-32, así que, a partir de ahora, me llamáis Sr. Decano.

Certifico que vale la pena bajar a las salas grandes, aunque luego haya que subir.
Doy fe, que Antonio me ha cuidado como a un bebé. He ido sin peso, con las manos en los bolsillos. Me ha obligado a beber agua antes de cada pozo. Incluso me ha dejado fumar… Una madraza, vamos.

No le doy las gracias, porque la amistad no necesita de agradecimientos.

Pero hay una cosa que si quiero contaros porque como en esta sima hemos trabajado mucho todos, y yo creo que por unas cosas y otras, le tenemos un especial cariño.

El caso es que, ya de vuelta, llego arrastrándome como un perro al Pozo de la Flamenca; paso el primer fraccionamiento y digo : Antonio; libre. Paso el segundo y otra vez: Antonio; libre.

Y yo sigo a mi bola y como voy bastante mejor de lo que yo pensaba que iría a aquellas alturas, empieza a darme vueltas en la cabeza aquello de :

Es un pozo muy largo, muy negro, con tanto barro que no se puede fraccionar.

De repente miro para atrás y veo allí abajo, la lucecita de un amigo y entre su lucecita y yo, la línea blanca de la cuerda de la que está colgado Antonio, haciendo un ángulo de casi noventa grados sobre el único trozo de roca afilada que hay en todo el pozo….Y Antonio colgado de allí. Tiene que dar dos o tres pedaladas, muy despacito, para agarrarse a un trocito de barro, descargar el peso y darle comba a la cuerda para desatascarla.
No comentamos la jugada después pero yo, viéndolo desde unos metros más arriba, pensé:

Es un pozo muy largo, muy negro, con tanto barro que no se puede fraccionar.

Es un pozo que tiene un Ángel de la Guarda. Aunque no le ves, sabes que está allí y le sientes.

Llego a la cabecera y espero a Antonio. Le digo..: lo suyo aquí, es decir Li…¡libre! y contesta: tienes razón.

Me cuelo en el meandro y sigo avanzando hacia la salida. Oigo a Antonio detrás de mí en la cabecera del Pozo que grita: Liiiiii…¡libre! .

En ese momento debió entrarme algún trocito de barro en un ojo…y acabé de deshidratarme.

Antonio nos cuenta en su diario esta misma salida.

Diario de salidas:

Días: 23, 24 y 25.

Lugar: Valle de Bordillas, Miera, Cantabria.


Actividad: Espeleología, exploración en la Torca del Río Perdido.

Incidencias: Después de una noche toledana por aguantar a dos o tres subnormales que les gusta tocar el pito al pasar por la ermita de San Roque, nos levantamos el día 24 sobre las 7:30 h. y preparamos el material para salir zumbando.

En seguida me doy cuenta que la broca de 10 mm y una cuarta que me había prometido Carlinguis para sustituir a otra que había en mi equipo que misteriosamente se ha volatilizado entre Hormigas, el camping de San Roque y Huesca, solo supera ligeramente media cuarta. Después de intentar solucionarlo sin éxito desistimos y echamos un cortafrío intentando paliar la imposibilidad de usarla para forzar el paso pendiente en la Ca32.
  
Entramos a la sima a las 10:30 h., un poco tarde y bajamos lentamente para llegar a la base de los pozos sobre las 14:20 h. Implacablemente se va reduciendo el tiempo de exploración, ya que tenemos previsto darnos la vuelta sobre las 17:30 h., ya en el final de la galería Galicia cuando esta se estrecha encontramos una chimenea de unos 12 metros que según nos indica un cigarro de Alfredo, parece chupar aire, muy interesante, porque allí estamos a 15 metros de Tec.

Nos vamos hacia la punta y dejamos esto pendiente, una vez en la Sala Bordillas, paramos a comer y nos replanteamos la exploración ya que Carlinguis que sale de una lesión en el pié no parece estar en condiciones de seguir con garantías y Laura y Alfredo también temen por lo que han visto al bajar, que los pozos sean muy exigentes. Mientras acaban de comer, reviso la pared norte de la sala y después de dejar pendientes un par de resaltes nos juntamos para emprender la vuelta ya sobre las 15:30h.

Una vez en la base de los pozos iniciamos la subida a las 17:00h. En la subida aprovechamos para retocar algunos roces de la instalación.

Finalmente salgo el último por la boca sobre las 22:30 h.

El balance resulta un poco corto, mejora de la instalación e incógnita interesante en la galería Galicia, pero siempre positivo, aunque alguno echa pestes de la subida, se que todos han disfrutado de la cavidad.

Participantes: Laura, Carlinguis, Alfredo y Antonio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario